Feliz Regreso

Feliz Regreso

Hago caso a Neil Young y doy la oportunidad a esta vieja canción (Welcome Back) ya oída (al menos según afirman los primeros versos) de su nuevo álbum (Barn) de ser una ventana a mi alma que el viejo Neil puede abrir lentamente: tiene los ocho minutos y veintisiete segundos que dura el tema para hacerlo. Voy en el BMW descapotable con mi hermano al volante, pero esta vez lo hago sentado en el asiento trasero y con la capota puesta. No seguimos la gira del músico canadiense por el sureste francés (aquellos conciertos en el teatro romano de Vienne y en el coliseo de Nimes) ni es 2012 ni es verano, pero dar un paseo por el pueblo de pescadores de El Rompido (Huelva) siempre reconforta; he estado con mis padres y mi hermano tomando un café con hielo en el Babel: recuerdo cuando estuve allí, en ese mismo bar, el último verano con mis amigos del trabajo Raquel y Carlos, y mando la ubicación al grupo de WhatsApp Moguer 2021.

Regresamos a Moguer. Cuando mi madre dice que le apetece ir por la carretera pegada al mar ya es demasiado tarde para girar: iremos por los pinares, por el Camino de Malpica. La afirmación de Neil Young de que solo las estrellas nos ven crecer y saben quiénes somos me lleva a un reciente café algo kantiano en el que mi amigo Juanma dijo que debería ser obligatorio que cada persona contemplase al menos una vez en su vida La Tierra desde el espacio exterior y a un post que ya escribí (El Jardín en la oficina) en que hablaba del valor de la verdadera amistad tras conocer a Raquel y a Irene; pero, de alguna manera, el coche parece avanzar entre los pinos al ritmo de la canción y yo me voy perdiendo en mi introspección, evocando convulsiones recientes a nivel personal y global.

En Welcome Back Neil Young nos avisa: es un error creer que las nubes que tapan el sol pueden salvarnos, son sólo sombras, y éstas quizá nuestro propio pestañeo; ¿no dijo Stephen Hawking que cuando uno veía La Tierra desde el espacio se daba cuenta de que los límites los fija uno mismo? El cantante se muestra abierto al cambio y asegura que lo de ahora no es lo mismo de siempre. A mis divagaciones sí les da tiempo a girar antes de salir de los pinares, y una nueva (y a la vez vieja, como Welcome Back) ventana a mi alma se abre ante mí. 

Una respuesta a “Feliz Regreso”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: